21 jul. 2012

LA AMANTE



Sí, léanlo bien
¡Amante!
¡La amante de mi hombre!
La que roba segundos
al reloj, que tirano no cede.
La que entrega callada
y todo eterno vuelve.
¿Más, qué desean ver?
Con el chisme en la boca
y la envidia que les provoca.
¿Creen ser mis verdugos?
¡No!, no llegan a serlo.
¡Déjenme!
Que le pinte de dicha
el tiempo que le acecha,
pueda mimar sus días
para ver que él sonría,
ser amante sin vergüenzas.
Vergüenza me daría
morirme sin amar,
sin poder abrazar
por los, "qué dirán".



04.09.09

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.