21 jul. 2012

LA TREGUA



LA TREGUA

Resignando amor vivimos
en un tiempo que me acecha...
Dejo espacio para tu fantasía,
esa, que al estar conmigo... vedas.

En mi mirada reconoces el amor...
Y yo entiendo la razón de tus misterios,
a pesar de todo te sigo, así, queriendo...

Permaneceré a tu lado,
simplemente porque te siento.
Poseo en mi cuerpo cada una de tus caricias,
el temblor sincero de tu alma en la mía,
tus tiernos mimos en mi cuello y mis mejillas...

He sido por ti paloma,
en tus manos, hembra salvaje,
y en todos tus deseos, aroma,
que seduce tu recuerdo...

Eres para mi corazón, todo lo que ansío...
Más convengamos por los dos,
hacer una tregua,
para saber si es realidad lo que sentimos...

Sé muy dentro mío que me quieres,
que no deseas que te lloren mis ojos,
como sabes, que mi único deseo, para ti,
es la dicha plena...

Por eso, halla tú, el escenario de todos tus sueños,
sabes bien lo claro y oscuro que en mí encuentras.
Y sí aún, permanece mi imagen en tu memoria,
sólo entonces… Proseguiremos nuestra historia.

Regresa pues triunfante a mis brazos,
porque en mí siempre encontrarás tu nombre,
tatuado estás eternamente, en mi piel
mi tierno hombre...

Me tienes siendo mariposa libre...
¡Tuya...! Porque así te quiero,
siempre estarás en mi vida y versos...
como mi único Dueño.


16.04.08

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.