14 ene. 2010

La "H" no es muda

Creo que todo empezó en la escuela, cuando nos enseñaron que las "H" eran mudas, entonces la Humanidad dejo de ser Humana, y cada vez somos más salvajes en nuestra civilizada sociedad. Ahora resaltaré con mayúsculas las "H" para no silenciarlas, desde mi concepto, aclaro, pues es solo mío...Desde mi punto de observación.
El Hombre ha ido Habituándose al desarrollo, confundiendo, desconfigurando algunas palabras, Honestidad, Honorabilidad, Habilidad, Hacinamiento, Habitante, Hospedado, Humildad, Humillar, Herencia, Heroísmo, Hiriente, Hipocresía, Hogar, Historia...y un sin fin de palabras ahogadas en nuestra memoria.

Vuelvo a la escuela y rememoro. “Los cuadros de Honor”… Recuerdo a mis amigos compitiendo por los primeros puestos, de niños es un simple juego, ¿Pero los adultos qué nos enseñan?- Que los primeros son los mejores. ¿Y el resto? ¡Pues es el resto! que más.

Nos enseñan a rezar, a memorizar oraciones, a “Hincarnos” de rodillas como una obligación, como señal de “Humildad” y obediencia. Mi espíritu rebelde…será eso, que soy rebelde, prefiere orar antes que rezar, creo que la postura no me hace Humilde sino lo que siente mi corazón y como se entrega, sin Humillarse, porque Dios nos ama…Lo dije es mi opinión, solo mía.

Salta a mi mente los “apodos” de algunos “Hábiles” compañeros que se esmeraban en ver defectos de los demás para bautizarlos nuevamente…”La tortuga ninja o la roba focos” en vez de llamarla “Silvana” a una niña muy alta que caminaba inclinada, sufría de escoriasis. “El sin cuello” a Andrés que quizás por vergüenza o timidez metía los hombros y escondía el cuello; “Dientes de lata” le decían a Arturo en la temporada que usaba brackets;”Chinchón del suelo” por ser muy bajito; “Chino” a todo rasgadito de ojos; “Negro” por el color de su piel…pero estos últimos apodos...no necesitan de tanto intelecto de los Hábiles…
Hasta aquí, había diferencias para Humillar, y lo peor, que se hace tan cotidiano, tan normal, tan plausible y risible por algunos, que los Humillados aprenden a sentirse menos que los demás, aprenden a ver que lo otro es mejor y no encuentran dentro suyo su valor. No sigo con mi Historia pues no deseo cansar, en su mente algunas “H” ojala empiecen a Hablar.



©María de la Cruz Díaz Ll.®
18 de Agosto 2008 Perú

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.