6 mar. 2014

PERMUTAMOS






En vehemente noche 

me abro cual leña ardiente
con ímpetu que te enciende,
eternizando al tiempo 
en cada poro de tu cuerpo.

Brotan centellas en nuestros ojos
que casi podría calcinarnos,
mientras, un raudal de caricias
se deslizan al amarnos.

Los silencios y esperas 
del primer acto...
En esas noches, permutan 
en incendio y tempestad.

22.01.14

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.