22 jun. 2010

Palabra...






Palabra...¡Ay palabra Madre!

La que succionando su seno
saciaba nuestro hambre.
¡Ah de la palabra Padre!
Donde concebimos en sus sudores
la fuerza y el coraje.

¿Dónde están esas bocas?
¡Esas, de mi lenguaje!
Donde abrazamos la lucha,
donde no duerme nuestro linaje.

¿Están sus lenguas acaso
trenzando el amor en los versos?
¿Serán los monosílabos y las frases
las que logren estos enlaces?

Serán nuestras pieles lo diverso
el mágico color de un renacer, 
donde labrar la palabra
sea un limpio amanecer.





22.06.10



2 comentarios:

  1. Excelente!!!

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Saludos cordiales Mistral, muchas gracias.

    ResponderEliminar

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.