13 jul. 2012

MORADA





MORADA

No hay pesadillas, son fantasías,
leyendas que la mente va creando;
cuadriculados conceptos
que nos corroen e inmovilizan. 

Más,
descalza la soledad descansa
ya, en el pliegue suave de la sombra,
a la par, que una tenue luz acaricia
y besa mis huesos.
¡Que efímera comedia es existir...!

Oasis elegido es mi exilio,
el templete, el rincón de mis sueños
donde acribillo el oscuro abismo
de la ausencia amarga.

Morada de fango ensangrentado
sobre un carrusel sin horario,
enraizada zozobra...
¿Dónde doblar las lágrimas?
¿Dónde anidar los versos?
¿Donde creímos hallar la felicidad?
¿Allí?
Ahí, el cobro fue en demasía…


18.11.09

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.