13 jul. 2012

Mi niño de la astilla



¿Qué regalo podré darte mi niño?
Si todo lo que tengo te lo debo.
La Navidad la vivo cada día
intentando avanzar,
logrando gobernarme
mientras resisto más de un resbalón
a lo que tú me tienes paciencia.
Soy, semilla lanzada por tu aliento
sobre tierras agrestes,
pantanos y arenales,
pero no he de quejarme,
porque siempre me guías,
te mantienes pendiente de mi vida,
me infundes fortaleza.

Mi pequeño Jesús,
toda llaga y dolor
son simples pasajeros,
que me dan la alegría
de saberme cuidada,
amparada en tus brazos,
¡Feliz mi Noche Buena!
¡Feliz el Nuevo Año!
Si camino contigo
nada logra espantarme.




02.12.09

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.