21 jul. 2012

EL ROJO SOMBRERO



EL ROJO SOMBRERO...
Tu lindo obsequio no advertido
mi espíritu tomó seducido,
un desnudo y grácil sombrero
que ingresa orondo cual obrero
a penetrar cual dueño en mi mente,
en mi alma tan indulgente...

Caminamos juntitos
en brazo,
cavilando pegados sin atrazo.



Mirarnos basta, es cierto,
para intimar ideas,
el deseo de una pieza y ...
¡Que ardan mil teas...!.
Suficiente
es entregarnos en el querer
besos, que enervan nuestra débil mente...


Maniáticos,
desquiciados allí estamos,
entre cuatro paredes donde nos gustamos;
enredados prendidos a la piel desnuda,
la miel en ternura...
¡que ella acuda!.
Evitamos ya decir lo que provoque
algún alejamiento que nos aloque...


El sombrero implicado en nuestro antojo...
sobre la mesita espera pacientemente,
ser salvado por mis manos nuevamente
del rubor producido por nuestros desnudos.


El amanecer es acto de dulces nudos,
noche nuestra, en la cual el sombrero
cambió... de crema al rojo...
***
"...A ese sombrerito de paja
que ilusión me infundó"





"...objetos que sólo con el sentimiento...
dejan de ser sólo objetos..."





"Mi alma se enternece con tus detalles...
los cuales provocan mis desvarios..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.