13 ene. 2010

La postura II

Te niego mis oídos Homo Sapiens moderno,
no es posible que no sientas enamoramiento,
y sólo seas pura causa y efecto.
Entiendo que la vida esta muy dura,
que una mensualidad no ayuda
para lograr todos tus sueños,
pero tanto Eva, como Adán
no sólo son otro sueldo,
son seres con alma y cuerpo.





¿Dónde ha quedado el amor en este cuento?
Se suman cifras, se sacan presupuestos,
de uno y otro lado…
Me parece, sólo ver,
a dos mercancías vendiéndose
en un triste mercado…


©María de la Cruz Díaz Ll.®
03 de agosto 2008 Lima- Perú

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.