14 ene. 2010

Gratitud


Padre, Madre
gracias por la vida,
por la heredad de nuestra tierra
por sus desiertos y sus campos fértiles,
porque en ellos aprendemos a ser fuertes.

Por cada hoja que canta
al sol y al viento,
por sus delgadas raíces,
porque a falta de ellas perecen...

Por la vida en nuestros lagos,
en las lagunas, ríos y los océanos;
por el garbo de nuestros animales,
los domésticos y los salvajes
por ser ellos pábulo del conocimiento.

Por la amplitud del cielo
con sus nubes y sus estrellas;
por el claro día y la oscura noche,
por cada fenómeno que es espuela,
por todo lo divino en la materia.

Pero,
por sobre todo,
mi gratitud es por mi hermano,
que es mi compañía es mi espejo,
por el que sé si sigo siendo tu reflejo.



13 de setiembre 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.