14 ene. 2010

Enamorada de Pinocho



De niña era la Bella Durmiente
en un Palacio Encantado,
que despertaría con besos
de un Príncipe enamorado...


Pero en mi sueño Geppetto
inrrumpió dulcemente,
fabricando a Pinocho
que en vez de besos
sólo me sabe decir reprochos...


¡Ay de mi vida!
de llorar a escondidas,
por un amante de un corazón de madera.
Creí que era leño,
¡brasa!,
puro amor,
¡ilusión en mi camino!;
más envuelto en mentiras
dolor y desánimo
a convertido mi reino...



Enero 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.