14 ene. 2010

El pianista

Me dices que cierre los ojos
que libere mi alma mientras tú,
tú dejas que hable el piano,
y cada nota es el camino
por donde he de avanzar
y hacerlo nuestro destino...
Cierro los ojos... ¿Ves?,
¿ves como llego a tu lado?
mis brazos son
tus brazos sobre el teclado,
tus dedos ágiles los siento míos.
¡Acaríciame con tu música!
Es ella el tacto, los labios,
con los que besas mi espíritu.
Ya el amor es piel en mi cuerpo
cada poro hoy clama tu nombre
¿No los sientes estremecidos?
Mis lágrimas,
ellas brotan bendiciendo
tus canos cabellos
Sí, lloro,
¡Pero es de alegría…!


©María de la Cruz Díaz Ll.®
17 de setiembre 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.