29 ago. 2012

CUANDO LLEGUE EL DÍA


Qué oscura será la noche
cuando llegue ese día,
lo helado de mi espalda
carecerá de importancia,
el resuello en mi pecho
avisará que iré perdiendo la vida.

No quiero que estés presente
ten en cuenta mi deseo
cuando la muerte me asista,
la piel se tornará morada,
la palidez de mis labios
afearán mi rostro…

Te pido que me recuerdes
con la mirada apasionada
y en el abrazo amoroso, rendidos,
luego de habernos dado todo.

Prometo que me iré sonriente
sin una lágrima en los ojos,
orgullosa de haberte amado
cuando llegue el día,
no me iré vacía, marcharé
satisfecha plena de tu amor moro.


29.08.12

1 comentario:

  1. Cuanto amor en tus versos, y que manera de hablar sobre la muerte Maricruz, me dejas con unas emociones encontradas y un sabor dulce.

    Besos amiga

    Irene

    ResponderEliminar

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.