21 jul. 2012

LA TARDE


Entre las ranuras de la ventana
el viento susurraba
lo lejos que estaba
de tu mirada...
Y en mi garganta hice un nudo
donde aprisioné tu nombre
para que de mí no se apartará.
Tan sola me sentía,
que una lágrima dejé escapar,
al vestirse la tarde con mi alma.


©Maricruz Díaz®
 20.04.09

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.