15 jul. 2012

Donde el olvido no habita





Hoy, que he jugado entre volcanes
la humareda de las penas no me encuentra,
la poquita nieve de su boca
bendijo en mi frente mi simiente.


Entre sus nubes he pactado un trueque:

Mi corazón a cambio de su astro ardiente.

Va la calle... cuesta arriba,
o cuesta abajo...

¡Qué importa!
Hoy te vivo donde el olvido no habita. 




Maricruz
01.05.11

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por venir, leer y dejar tu comentario.